Protege a tu hijo del sol

Protege a tu hijo del sol
0Votar
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

FOTOPROTECCIÓN INFANTIL

 

La fotoprotección o protección solar es fundamental para todos los miembros de la familia, más todavía en las épocas del año como primavera y verano en las que la fuerza de la radiación y el tiempo que permanecemos expuestos es mayor, ya que realizamos más actividades al aire libre.

Los niños es el grupo en el que más deben extremarse las precauciones ya que su piel es mucho más sensible y los efectos de la radiación como las quemaduras son mucho más perjudiciales en la infancia.

No debemos olvidar que los efectos de la radiación son acumulativos e irreversibles. El efecto más inmediato es la aparición de eritema o quemadura solar e incluso sequedad y manchas de pigmentación y, más a largo plazo, envejecimiento prematuro  o el aumento de la posibilidad de sufrir cáncer de piel.

Todos estos efectos se agravan si la exposición se realiza en las dos primeras décadas de vida ya que desde el nacimiento y durante los primeros años de vida la piel de los niños no ha completado su maduración y es diferente por tanto a la piel del adulto, por eso la protección en niños y adultos es diferente.

Por tanto es muy importante proteger a los más pequeños de estos efectos nocivos evitando la exposición en las horas más fuertes de sol, entre las 11 y las 16h, sin olvidar que las nubes y la polución pueden disminuir la sensación de calor pero no los efectos nocivos de la radiación. No olvides utilizar gorro y gafas solares adaptadas y priorizar el uso de cremas solares adecuadas a su edad y tipo de piel.

Los fotoprotectores absorben y filtran la radiación evitando la penetración en la piel, por tanto, su utilización es esencial. Además disminuyen los signos de envejecimiento y la incidencia de cáncer de piel.

Es importante elegir convenientemente el tipo de fotoprotector adecuado para cada tipo de piel. Hoy en día existe una amplia variedad de ellos que se adaptan a tu tipo de piel ( como las texturas ligeras para las pieles mixtas),  a tus preferencias a la hora de aplicarlo (cremas, sprays o aceites secos) o a tus necesidades de fotoprotección en función de cómo sientas tu piel (si te preocupan las manchas o si quieres obtener un bronceado bonito, seguro y duradero).

Para los niños elegiremos las protecciones más altas, resistentes al agua y al roce para adaptarlos también a su ritmo y para los primeros años de vida un filtro físico que minimice los riesgos de alergia y proporcione un nivel de protección optima incluso en sus paseos diarios.

 

Es conveniente aplicar el fotoprotector de 15 a 30 minutos antes de la exposición, renovar las zona expuestas cada 2 horas o después de nadar, sudar excesivamente o secarse con la toalla.

 

¡Protégete del sol, es un consejo de tu farmacia!

Comentarios

There is no comment

Dejar un comentario

Introducir tu nombre
Introducir tu nombre
Introducir tu correo electrónico, no lo publicaremos.
Introducir tu sitio web
Introducir tu comentario
Introducir el código captcha